‘Wigalois’ – un roman artúrico postclásico

El 'Wigalois' de Wirnt von Grafenberg es un relato artúrico post-clásico lleno de aventuras y adversarios malignos.

533 Visitas noviembre 17, 2021
Samanta Dening (Universidad de Buenos Aires) | samantadening@gmail.com
Wigalois. Karlsruhe, Badische Landesbibliothek, cod. Donaueschingen 71, fol. 8r

El Wigalois es un ‘roman’ artúrico alemán de los llamados ‘post-clásicos’. Fue compuesto por Wirnt von Grafenberg alrededor de 1210–20, es decir en fechas muy próximas a la creación de los grandes clásicos del género, el Iwein de Hartmann von Aue (ca. 1195–1205, el Parzival de Wolfram von Eschenbach (1205–1210) y el Tristan de Gottfried von Strassburg (1205–1210). La información sobre este poeta es, como en toda la literatura de la época, muy escasa y las pocos referencia a él que han llegado a la actualidad proceden de otros autores literarios como Rudolf von Ems (ca. 1200 – ca.1254) y Konrad von Würzburg (ca. 1220 – 1287).

El Wigalois está escrito, como toda la narrativa alemana hasta el s. XV, en verso pareado. Consta de casi doce mil versos y se conserva en treinta y ocho testimonios (de los cuales sólo 13 están completos) que recorren desde la primera mitad del siglo XIII hasta la segunda del siglo XV. Es un número bastante elevado de testimonios que denota la popularidad de la obra, al igual que el hecho de que siguiera siendo leído y copiado hasta tres siglos después de su composición.

Mediante una estructura marcadamente episódica, se narra la serie de aventuras del joven caballero Wigalois, hijo de Gawein, desde su prehistoria con el matrimonio de sus padres en el reino mágico del rey Joram, su llegada a la corte del rey Artús, las diferentes pruebas que lo consagran como el elegido para liberar el reino de Korntin de las fuerzas del usurpador Roaz, hasta su coronación final como rey.

Según Thomas (1985), su estructura puede ser divida en cuatro puntos básicos:
1) Prehistoria de los padres de Wigalois (Gawein y Florie) – Juventud del héroe;
2) Primera serie de aventuras caballerescas;
3) Segunda serie de combates contra enemigos malignos;
4) Representación del reinado de Wigalois.

La narración propone una expansión del mundo artúrico en diferentes direcciones y presenta rasgos de una hibridación genérica que combina elementos de los cuentos de hadas, la chanson de geste, la épica heroica (Heldenepik), con características de la literatura piadosa y los relatos de Cruzadas. Entre sus rasgos más destacables cabe mencionar la utilización casi permanente de elementos maravillosos y su evidente exotismo, que descansa en la alusión constante a pueblos y costumbres (presuntamente) pertenecientes a Medio Oriente.

En lo que respecta a los problemas más relevantes para el estudio de la obra es preciso aludir, por una parte, a los debates y discrepancias teóricas acerca de su pertenencia a las categorías de roman artúrico, roman post-clásico y, en relación a ellas, a la noción de ‘epígono’.  Por otra parte, se presenta la cuestión de su relación con el roman francés El bello desconocido (Le bel inconnu, ca. 1190-1210) de Renaud de Beaujeu puesto que, si bien el Wigalois ha sido considerado meramente la versión alemana de dicho roman, autores como Seelbach (2005) o Thomas (1985), han subrayado que no es posible considerarlo como una variación particular de la fuente francesa sino, antes bien, como un texto que condensa diferentes tradiciones de la literatura europea bajo su propia lógica interna. En este sentido, es posible destacar a modo de ejemplo las diferentes problemáticas que plantean uno y otro texto: mientras que en El bello desconocido la motivación para la escritura parte de una cuita amorosa y la necesidad de agradar a la amada, Wirnt propone una reflexión sobre la tarea del poeta, su propia labor y una intención didáctica explícita: presentar modelos a emular que sirvan a Dios y conduzcan a la felicidad en la tierra y en la vida eterna, en un contexto de crítica sobre la decadencia de la institución de la caballería y del mundo:

Friedrich der Knecht. Heidelberg, Universitätsbibliothek, cpg 848, fol. 316v

Owê der jæmerlîchen [ge]schiht
daz diu welt niht vreuden hat!
ir hœstez leben mit grimme stât;
daz ist rîters orden!
ich bin wol innen worden
daz der werlte vreude sinket
und ir êre hinket;
daz prüvet in diu gîticheit
diu bœsen muot und erge treit.
Owê! daz ist mîn herzleit (vv. 11.676–685).

(¡Ay, qué penoso resulta / que el mundo no tenga alegrías!/ ¡Su más elevada forma de vida se encuentra terrible;/ esto es, la orden de la caballería!/ Me he dado cuenta/ de que ha disminuido la alegría en el mundo/ y que su honor cojea;/ lo que es producido a causa de la avaricia,/ quien trae consigo hostilidad y un ánimo malvado./ ¡Ay! Eso me causa dolor de corazón).

Y al principio de la obra declara:

Man sol mir des genâde sagen
daz ich her in mînen tagen
mich dar ûf geflizzen hân,
sît ich mich guotes êrst versan,
wie ich mit mîner zungen daz
verdiente daz die wîsen baz
mich mit ir gruoze hêten doch

[…]

waz frumt den rîchen argen man,
der al der werlt guotes erban,
ob er tûsent marken
heizet in sîner arke
vil vaste besliezzen?
wer mac des geniezen,
ern wellez teilen unde geben? (vv. 54–70)

(Debería agradecérseme/ lo mucho que en mis días/ me haya esforzado/ desde que contemplé por primera vez el bien,/ de qué manera yo con mi lengua/ podría merecer que los sabios/ me dieran un mejor saludo (…)/ ¿De qué sirve al hombre rico avaro,/ quien envidia los bienes del mundo,/ hacer guardar mil marcos/ en su arca,/ encerrándolos con celo?/¿Quién puede disfrutarlos/ sin compartirlos y repartirlos?)

Por otra parte, mientras que las tensiones y la necesidad de pensar el problema de la conversión o modelos de integración con el mundo musulmán constituyen un punto central en Wigalois, en la obra de Renaud dicha temática no ocupa espacio alguno.

Bibliografía
Edición recomendada

Wirnt von Grafenberg, Wigalois. Seelbach, Sabine y Ulrich Seelbach (trad.), Berlín: de Gruyter, 2005 (alto alemán medio / alemán moderno, con un importante comentario pp. 263–329).


Ver Traducciones.


Recomendaciones bibliográficas

Brown, James: “Envisioning Salvation: An Ecumenical Ekphrasis in Wirnt von Gravenberg’s Wigalois”, en: Arthuriana 20,3, 2010, pp. 6–20. Disponible en: http://www.jstor.org/stable/23238257 [consultado: 03/01/2021].

Dick, Ernst: “The German Gawein: Diu Crone and Wigalois”, en: Interpretations 15,2 (1984), pp. 11–17. Disponible en: http://www.jstor.org/stable/23241569 [consultado: 10/12/2020].
Fuchs, Stephan: Hybride Helden: Gwigalois und Willehalm. Beiträge zum Heldenbild und zur Poetik im frühen 13. Jahrhundert, Heidelberg (Winter) 1997.

Seelbach, Sabine / Seelbach, Ulrich (trad.) “Stellenkommentar“ en Wirnt von Grafenberg: Wigalois. Seelbach, Sabine y Ulrich Seelbach (trad.), Berlín (de Gruyter) 2005, pp. 263-329.

Staiti, Chiara: “Pfetan e Florie. Ancora sul meraviglioso nel Wigalois”, en: Consolino, Franca Ela, Marzella, Francesco y Spetia, Lucilla (eds.), Aspetti del meraviglioso nelle letterature medievali. Medioevo latino, romanzo, germanico e celtico, Turnhout (Brepols) 2016. https://doi.org/10.1484/M.CSM-EB.5.110971 [consultado: 26/10/2021].

Thomas, Neil: “Literary Transformation and Narrative Organization in Wirnt von Gravenberg's Wigalois”, The Modern Language Review, 80,2, 1985, pp. 362-371. Disponible en: http://www.jstor.org/stable/3728668 [consultado: 5/12/2020].

Veeh, Michael: Auf der Reise durch die Erzählwelten hochhöfischer Kultur. Rituales der Inszenierung höfischer und politischer Vollkommenheit im ,Wigalois’ des Wirnt von Grafenberg, Berlin (LIT Verlag) 2013.


Manuscritos
https://www.handschriftencensus.de/werke/432